viernes, 26 de abril de 2013

En Olcoz y Eunate con la antropocósmica visión de Jesús Zulet

He tenido el placer y el honor de tener como cicerone y psicopompo terrestre a Jesús Zulet el pasado 17 de abril en Olcoz (Navarra).

Admiración sentí por lo que ha conseguido materializar en su pueblo natal: plasmar su concepción antropocósmica en el torreón de Eunate y su entorno. Sentí una gratitud inmensa por tener el privilegio de escuchar su cosmovisión medieval en Olcoz, Puente de la Reina y Eunate. Y sentí una envidia sana de que, por una vez, alguién ha sido "profeta" en su tierra, que se le ha escuchado y apoyado en su pueblo y en las diferentes Administraciones-Instituciones.


- Centro de Interpretación de Olcoz (Pdf)
- Jesús Zulet reinterpreta Olcoz y entorno (pdf)
- Torre de Olcoz restaurada y rehabilitada (pdf)


Un gran tesón, un empeño enorme en mostrar su concepción cosmogónica-escatológica-astrológica de Olcoz-Eunate y sus alrededores, un evidente cariño hacia su pueblo natal y una fe inquebrantable en que podía realizarse su proyecto han sido las claves de que hoy en Olcoz se puede aprender a mirar a las estrellas y a los templos de la zona como si estuviéramos en la Edad Media y en los paneles explicativos se hubieran expuesto los saberes iniciáticos de diversas escuelas de la Antigüedad... Algo único en España, ciertamente. Y un modelo a seguir en muchos otros enclaves a la hora de aplicar la arqueoastronomía y arqueotopografía complementada por la FILOSOFÍA iniciática.

En estos ilustrativos paneles de la Torre de Olcoz y su entorno (frente al torreón y a la iglesia) podemos constatar como Jesús Zulet ha sabido captar lo que el gran historiador de las religiones, el eranosiano Mircea Eliade, explicó en sus libros: que el hombre tradicional vive en un espacio y un tiempo cíclico sacralizados.

Zulet, retrocediendo temporalmente hasta Pitágoras y mirando a las estrellas con los ojos medievales y de un humanista renacentista al mismo tiempo, ha encontrado conexiones antropocósmicas seculares que enlazan diversas iglesias de la zona, desde San Pedro de Echano hasta la iglesia del Crucifijo (Puente de la Reina), con epicentro en Olcoz puesto que esta localidad es, en su psiquismo, un auténtico Centro del Mundo (tal como lo entendiera Mircea Eliade). Ciertamente que cualquier enclave es un Centro del Mundo, pero pocas personas son capaces de captarlo y además transmitirlo seguidamente a sus congéneres.

Claro que no es fácil al común de los mortales captar inicialmente -y por tanto valorar adecuadamente- el aporte antropocósmico que Zulet ha logrado materializar en Olcoz porque para ello es necesario tener cierta cualificación "cultural". Es preciso para ello tener un conocimiento aceptable de filosofías tradicionales surgidas en la Grecia clásica y otras generadas en los entornos gnósticos y herméticos de Alejandría y Oriente Medio. Pero los dibujos, fotos y texto ayudan al neófito a introducirse intelectualmente en estos ámbitos, aunque eso exige un tiempo mínimo de lectura.

Y se podrá estar o no de acuerdo en diversos aspectos concretos de sus interpretaciones, pero el conjunto de su cosmovisión está apoyado en fuentes Pitagóricas, Neopitagóricas, Platónicas, Neopitagóricas, Estoicas, Gnósticas y Herméticas. Así que, para quienes nos movemos en la Antropología Simbólica, Religiones Comparadas y ámbitos colaterales, poder ver y leer estos paneles, y trasladar luego sus enseñanzas a la piedra románica de las iglesias estudiadas por Zulet, es una experiencia transformadora por su numinosidad implícita.

El territorio en el que vive el hombre tradicional es un territorio sacro y el tiempo en el que vive lo es igualmente. Así lo constató, como he dicho, Mircea Eliade, y así podemos sentirlo en Olcoz gracias a Jesús Zulet.
Jesús Zulet ante la portada románica de San Miguel de Olcoz

En próximos posts intentaré plasmar la visión antropocósmica expuesta por Jesús Zulet, pero podéis ir viendo algo de ello en la web oficial de TorreOlcoz. Con anterioridad a este logro, en el que el pueblo de Olcoz se ha volcado, Zulet y sus paisanos ya habían visto materializarse igualmente otro proyecto: la rehabilitación de la fuente medieval "de los moros". Fuente que en la versión local de la leyenda mágica de la puerta de Olcoz desempeña un papel singular...